APLV y Lactancia. Mi experiencia, mi desafío.

APLV: Alergia a la proteína de la leche de vaca.

Simón nació en Julio del 2015, grande, pesó 3.740grs y perdió el porcentaje de peso normal que pierden los bebés al nacer, un 10%. La lactancia me costó mucho al principio por los pezones agrietados y porque a pesar de haber leído mucho sobre el tema, si no sale la leche a chorros una siente que no tiene leche y que básicamente su bebé morirá de hambre.

A los 4 días fuimos a un control en la clínica donde nació y había ganado peso pero le faltaba para recuperar el peso con el que había nacido, a los 7 días en vez de ir a la clínica fui con mis padres a un lugar que se llama Instituto del Niño en Mendoza pensando que iba a ser mejor y que iba a estar menos expuesto a virus y enfermedades que en una clínica y esperamos como dos horas, fue una locura, hoy lo pienso y sé que debí haberme ido pero era mucha mi ansiedad por saber si había recuperado el peso.

La pediatra que nos recibió era una mujer mayor, que inmediatamente me vio dijo: “No tenés leche!” Yo me quedé paralizada y a continuación me sugirió darle leche de fórmula… Mi sueño de lactancia materna exclusiva se había derrumbado y en contra de mi voluntad le hice caso, hoy creo que esa fue la causa por la que mi hijo desarrolló la alergia, aunque nunca lo sabré a ciencia cierta.

Antes de continuar quisiera compartirles este cuento corto para que entiendan en qué consiste esta alergia: Los soldaditos inexpertos cuento explicativo sobre alergias alimentarias

Le di la cantidad de leche de fórmula que me recomendó la pediatra y además, le daba mi leche a demanda, aún así control tras control el pediatra Javier (uno súper amable que me había recomendado una amiga) me decía que no había ganado suficiente peso, cada mes la angustia de ir a pesarlo me llenaba de pánico y siempre salía llorando. Fue difícil, no subía de peso, la gente opinaba sobre la forma en la que le daba la teta, sobre la cantidad de leche de fórmula que debía darle, los comentarios del tipo “ay que flaquito” aún cuando los dijeran con toda la ternura del mundo se sentían como puñales en mi estómago y bueno, un día por razones que luego les contaré nos fuimos de Mendoza, Simón tenía tres meses, nos fuimos un mes para Buenos Aires a estar con los abuelitos paternos para luego partir hacia Medellín donde viviríamos casi un año y medio para luego volver a Argentina en el 2017.

Yo seguía leyendo sin fin tratando de entender qué era lo que estaba haciendo mal, un día leí algo sobre APLV y que podía estar relacionado con el moco en la caca, Simón solía tener una mucosidad, tuve la intención de dejar los lácteos por una semana para probar, pero finalmente no lo hice y me dije a mi misma que era imposible que tuviera eso y que ningún médico lo hubiera notado. Consejo: Mamás sigan su instinto, siempre!

Llegamos a Medellín, me recomendaron a la pediatra que más quiero en el mundo porque fue ella la que me devolvió la paz. Revisó a Simón, todo perfecto dijo, peeero… le falta un poco de peso. Para ese entonces yo ya había decidido dejar la leche de fórmula totalmente, no me sentía bien dándosela y estábamos con lactancia materna exclusiva. Ella me dijo perfecto, vamos a probar lo siguiente: Durante dos semanas te vas a extraer la primera leche y le vas a dar a él la leche más grasosa, si esto nos funciona seguimos sólo con lactancia materna, sino volvemos a la lactancia mixta. No funcionó, me mandó fórmula y a los dos días mientras lo cambiaba le salió un chorro de sangre por la cola, yo no me desmayé porque él estaba feliz, se reía y se veía bien, así que fue un poco desconcertante, la llamé inmediatamente y me dijo: No le des más la leche que te mandé, esto es un caso de APLV y vos dejá de comer todo lo que contenga leche, derivados, etc.

En ese momento nunca me imaginé todo lo que iba a tener que dejar de comer, no me importaba tampoco pero no deja de ser sorprendente que todo tenga leche o alguno de los componentes de la proteína. Dejé los lácteos, (además por las dudas me dijo que no consumiera alimentos con soja ni frutos secos porque suelen ser muy alérgenos), me dijo que le diera una leche especial Nutrilon Pepti Junior y lactancia materna. En una semana había subido lo que normalmente subía en un mes. Yo no lo podía creer, fue maravilloso!

Pero ahí no termina la historia, cada tanto le seguían apareciendo rastros de sangre en la caquita y la pediatra me decía que era porque yo no estaba haciendo bien la dieta y que de seguir así íbamos a tener que suspender la lactancia. Yo me negaba y después de un mes, de mucha investigación, sacrificio y determinación, porque soy una convencida de los beneficios de la leche materna, lo logré!.

Simón superó la alergia al año, después de análisis de sangre que fueron a Estados Unidos y nos confirmaron que lo suyo no era algo permanente sino que podía superarlo, después de empezar la alimentación complementaria con mucho miedo de que fuera alérgico a otro alimento como el huevo, o a alguna fruta, porque una vez se es alérgico a algo, el riesgo de ser alérgico a otra cosa es mayor. Hicimos el desafío al año, lo superó con éxito y tomó leche materna hasta los dos años y siete meses.

Mañana vuelvo a empezar la dieta. Por qué? Estoy embarazada, 37 semanas y Catalina mi pediatra gurú me sugirió empezar la dieta ahora para evitar pasar con Jerónimo por lo mismo que pasé con Simón. Dieta súper excluyente hasta que el bebé tenga 3 meses y en ese momento probar con alimentos horneados que contengan queso por ejemplo, si el bebé sigue aumentando bien, ya podría retomar mi dieta normal a los 6 meses del bebé.

Para que tengan una idea de lo que incluye esa dieta los invito a ver este post: Dieta para mamás con bebés con APLV  Ya les contaré como me va en esta nueva aventura! Esta vez ya sé lo que me espera, pero no deja de ser un desafío y no deja de asustarme la posibilidad de que Jerónimo sea alérgico, pero vamos con toda la fe y todo la determinación para tratar de minimizar el riesgo.

Otro pilar en el que me apoyé durante esa etapa fue el grupo de Facebook APLV y Lactancia Arg, es maravilloso, tiene un poco más de 3000 miembros y el apoyo que encontré ahí fue genial, además de encontrarme con historias muchísimo más difíciles que la mía que me llenaban de fuerza y me motivaban a seguir adelante, inspirada en la fuerza increíble de esas madres. Hay recetas, listados de alimentos aptos, ahh porque esa es otra cosa, hay muchas empresas que rotulan mal, entonces uno cree que no tiene trazas o alguna de las miles de cosas que no se pueden comer y resulta que si las tiene pero omiten informarlo, así que en este grupo también te orientan al respecto.

La dieta de exclusión para madres que están lactando a bebés con APLV también se llama la dieta del amor. Es súper dura, exigente, yo personalmente entiendo a las mamás que deciden no hacerlo, porque no es fácil y gran parte de tu energía se va en pensar en qué puedo y qué no puedo comer. Pero admiro profundamente a las que la hacen, sin mencionar que hay niños que tienen AAM (Alergia alimentaria múltiple) y ahí si las mamás quedan con muy pocas opciones de alimentación, pero se ingenian de todo para lograrlo.

Conclusión: Sí se puede, no es fácil y mientras más apoyo se tenga de la familia y de los amigos, más llevadero se hace, porque hay poca información y mucha gente no entiende, cree que somos exageradas. Yo por ejemplo, le agradezco especialmente a mi esposo que me apoyó en todo, me ayudaba con la alimentación, entendía mi miedo sobre la contaminación cruzada y me motivaba a seguir adelante por el bien de nuestro hijito.

Espero que este post le sirva de motivación a alguna madre, le brinde herramientas para superar esta etapa y por favor sepan que pueden escribirme para hablar del tema cuando quieran. No hablé de anafilaxia, ni de otro tipo de consecuencias porque no fue lo que me pasó, pero las alergias mal cuidadas pueden llegar a tener resultados fatales, es clave que cada vez más gente conozca al respecto, incluidos los profesionales, para generar una conciencia y una contención a nivel colectivo.

Les mando un abrazo!!

Diana

 

 

Anuncios

Autor: Descubriendo mi destino

Mamá, sommelier, negociadora internacional, investigadora de mercados, community manager. Amo viajar, la gastronomía, soy una persona súper tranquila, trato de vivir el día a día y que la felicidad sea mi camino, no mi destino. La idea con este blog es escribir sobre mi vida, mis experiencias, opiniones, lo que me gusta, lo que no, etc. con el fin de conocerme más y tal vez encontrar inspiración para descubrir mi destino, esa vocación, esa misión que llevo buscando toda la vida y si en el camino mis historias sirven para inspirar a alguien, sería lo mejor que me podría pasar.

3 comentarios en “APLV y Lactancia. Mi experiencia, mi desafío.”

  1. Hola Diana!
    Me sentí muy identificada contigo en los primeros meses, leía y leí para poder entender lo que le ocurría a mi hija porque todos los pediatras me aseguraban que todo era normal , mi instinto me decía que era algo más. También había leído sobre la APLV y tuve la intención de dejar los lácteos pero no lo hice al igual que tú . En mucho de los grupos prolactancia de los que me apoyaba para poder redactar (tuve dificultades con la Lactancia) insistían en que nada de lo que yo comiera le provocaba síntomas a mi hija, eso me confundió y me atraso en el diagnóstico, aunque yo veía que si había relación en los grupos insistían que no, también los pediatras que visitaba decían que no había relación. Al igual que tú llegue con mi salvación, la pediatra que además de pediatra es experta en lactancia , y no solo pude relactar también dimos con un diagnóstico y una solución. Al iniciar la dieta de exclusión los cambios fueron súper notables rápidamente.
    Mi hija supero su alergia a los 2 años, además de la dieta lo que hizo una enorme diferencia fue que agregamos a su dieta Lactobacillus Lgg. ¿Te ha mencionado algo al respecto tu pediatra? Leí que en mujeres embarazadas con bebes con alto riesgo a padecer alergia se ha encontrado resultados favorables cuando inician suplementandose con estos lactibacilos al final del embarazo y los primeros meses de la lactancia.

    Saludos y bendiciones ! ❤️

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Karem! Gracias por compartir tu experiencia. Voy a investigar más sobre el Lactobacillus Lgg, me interesa mucho!

      Te mando un abrazo!!

      Diana

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s